SELECCIONES

“La llama de la Esperanza”

Sin duda, al estar inmersos en el tan indeseable escenario uno, rodeados de demonios y siendo testigos del intento de destrucción de la esencia del Ser Humano, atacando lo que supone la base social de cada país, como lo es la familia, el pilar donde nace y se forja la identidad, el respeto, la solidaridad, la empatía, la palabra, el compromiso y el honor, entre otras virtudes… es normal y predecible sucumbir ante tan dantesco panorama.

Todos y cada uno de nosotros cada día al levantarnos y salir a la calle nos enfrentamos a nuestras particulares batallas; donde a veces salimos bien y otras no tanto, a veces satisfechos y otras abatidos y confusos…. Todo esto que nos está tocando vivir supone un constante desgaste en todo nuestro Ser como tal, ya sea de nuestra Unidad de Carbono como contenedor, comemos mal, respiramos mal, vivimos mal….

A nivel mental estamos siendo bombardeados constantemente, nos confunden con mucho ruido, nos envenenan el pensamiento, tomando muchas veces el mando de “nuestros centros de control “y nos hacen ejecutar actos totalmente ajenos a nuestro sentir, quedando totalmente vulnerables a ser meras Unidades de Carbono susceptibles a la reacción, pero no a la acción… De repente, por un momento nos damos cuenta que estamos más hostiles ante cualquier situación cotidiana sin importancia, no tenemos tolerancia y la capacidad de empatía es totalmente nula; y este puede ser un claro síntoma que estamos siendo manipulados y llevados a la fuerza al escenario uno que ellos pretenden establecer….

Pero pese a todo esto, si hay algo que nos diferencia de los demonios, es que el verdadero Ser Humano siempre mantiene encendida la llama de la Esperanza dentro de sí… Esta esperanza es el sello que solo los verdaderos Seres Humanos libres y justos llevan grabado dentro de su ADN siendo imposible de copiar y pegar, imposible de sustituir y principalmente de destruir.

Cuando empezamos el camino de la Cinta de Moebius comprendimos que no sería algo corto, grato y mucho menos divertido, sino todo lo contrario. Descubrir la verdad y querer aceptarla significa vaciar la copa para dejar lugar a lo que se supone es verdad; y esa verdad no es que sea buena o mala, fea o bonita…tan solo es….

A nivel mental, significa dinamitar un pilar de conocimientos, costumbres adquiridas, creencias y enseñanzas donde alrededor de todo esto formamos una personalidad que es la que nos define socialmente y con la que todo nuestro entorno nos identifica… 

Una vez vaciada dicha copa, también esa personalidad pierde fuerza o se quiebra, y esto supone un momento crítico y delicado, porque sin un propósito definido que nos guíe, podemos ser los mejores candidatos para ser cosechados…… Ante toda esta “nueva realidad” descubierta lo único que nos mantendrá vivos será la Esperanza…. Es la fuerza interior que nos levanta y nos da la resistencia ante todo mal….Es la caprichosa perseverancia que nos pone como meta conseguir un propósito determinado, y que pese a lo que nos caiga, nos ataquen , nos derriben una y otra vez, esa Esperanza es lo que nos hace levantarnos , armarnos de mucha paciencia y seguir luchando hasta el último aliento, porque la Esperanza es esa pequeña voz interior que nos susurra y nos da ánimo para seguir , seguir y seguir adelante hasta conseguir nuestro objetivo…

Tiempos difíciles y convulsos estamos viviendo donde más de uno habrá tirado la toalla y habrá preferido entregarse a los Oscuros para ser cosechado…Otros, sin embargo, mantienen firme la Esperanza en ver a la Humanidad salvada por sí misma, de las garras de los demonios que perdieron la guerra, porque al final No consiguieron hacerse con este Espacio Matricial que a punto estuvieron…. En el último momento una resistencia importante de Humanos verdaderos, libres y justos, protegidos bajo las alas del Dragón, consiguieron expandir la llama de la Esperanza a otros Seres Humanos que ya no tenían un propósito de vida…Y fue en ese momento, que el fuego del Dragón se extendió por completo, llevando conocimiento y Verdad a todos por igual…y fue en ese mismo momento que supuso el fin de los demonios y de su Escenario uno…… 

Pero ese triunfo de nuestro bando No fue casualidad, no fue debido a la intervención de fuerzas externas, sino que viéndonos entre la espada y la pared y debido a una gran cantidad de bajas y hermanos cosechados, al fin, a base de golpes casi letales…aprendimos la lección. ¿Qué lección? …la de ser totalmente pasivos ante tan inminente fin de nuestra raza, de nuestra Humanidad…aprendimos a transmutar la energía del miedo y re dirigirla, activando nuestro instinto de supervivencia, que los oscuros se habían ocupado de desconectar de nuestro centro de control….

Tuvimos que pagar un gran precio por este triunfo que supuso la batalla final, pero que, para dar un importante giro a un nuevo punto de inflexión…la verdad valió la pena….Por eso la importancia de esa llama de Esperanza……. Que nunca desaparezca, porque es lo único que nos mantendrá vivos entre tanta oscuridad maligna….

¿Cómo lo sé…? Porque tuve un recuerdo del futuro…ese que existe y ya pasó…… 
¿Te Acuerdas?
Helimer.·.
Sektorl
¿Te gustó este artículo? Compártelo.