SOPA DE CARACOL

Jerarquías

Si nos ponemos en una situación en la que hay una comandancia, esta implica una serie de individuos que serán los encargados de llevar a cabo ese comando/misión y, por lo tanto, deberán asumir funciones que se adapten a sus capacidades y preparación. Además, como equipo/grupo deberán cooperar para llevar a buen término la misión.

A esta comandancia la representa un comandante, que será el verdadero responsable de los resultados. Generalmente, este organiza/diseña las estrategias que después llevará a cabo la comandancia. Si uno o varios de los individuos de esta cesara en sus funciones, por el motivo que fuera, otro deberá hacerse cargo, para no dejar huecos/vacíos y comenzar a funcionar desde faltantes y no sobrantes entrando en una dinámica de desequilibrio. Este pequeño y simple ejemplo nos pone en situación de la fractalidad y cómo se comportan las jerarquías.

Encontramos que hay dos líneas jerárquicas bien definidas, que son la línea creacionista (desde el primer momento que se crean, son – Octava descendente) y la línea evolutiva (que evoluciona – Octava ascendente).

Cuando estamos dentro de las formas, se complica más el asunto porque una comandancia puede tener implicaciones para lo creado (Logos, Demiurgos, Ángeles…) y para lo que evoluciona (avatares, Humanidades…) Nos cuesta comprender que Tiamat, no esté presente al no abarcar las funciones que representa ser un Logos planetario preparado tal vez para albergar un grado jerárquico mayor al que en estos momentos vive la tierra, pues en el proceso de Maldek hubo ajustes y reajustes, tanto por parte de jerarquías de creación (Logos/ Demiurgos) como evolutivas que retrocedieron grados para compensar la ecuación.

No se turbe vuestro corazón, creéis en Dios, creed también en mí. Hay muchas moradas en la casa de mi Padre; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis” (La Biblia, el evangelio según San Juan, 14:1 a 3)

La casa del Padre es el Universo. Las muchas moradas son los mundos que gravitan en el espacio infinito y ofrecen a los espíritus encarnados moradas adecuadas a su grado de adelanto.” (El Evangelio según el Espiritismo, “Allan Kardec”)

¿Te gustó este artículo? Compártelo.