EL BOTÓN DEL FIN

Hoy les propongo hacer un ejercicio imaginativo para que se conozcan un poco más. Supongamos que hay un botón que al ser presionado, todos los contenedores o avatares que ocupan los demonios en este mundo se desconectan de esta realidad por un fulminante y masivo paro cardíaco. Simplemente millones de contenedores de niños, jóvenes, adultos y ancianos de todo el planeta, sean judíos sionistas o de cualquier otra etnia, creencia o lugar, dejan de funcionar repentinamente. Le ofrecen la posibilidad de presionar ese botón y descontinuar a millones de supuestos humanos, liberándonos de la presencia y sometimiento de los actuales y futuros demonios para siempre, extinguiéndolos de la faz de la tierra con una sola acción, presionar el botón. El costo de tal acción, su actual existencia y la eterna condena social e histórica al desconocer la verdad de los hechos que lo llevaron a tomar esa decisión, por lo menos, hasta que se conozca esa verdad. ¿Usted qué haría, presionaría el botón? ¿Sí o No? 



Sektorl
¿Te gustó este artículo? Compártelo.