SELECCIONES

APLICANDO LO APRENDIDO

“Los discursos inspiran menos confianza que las acciones”.

(Aristóteles)

Si hay algo que deberíamos tener claro a estas alturas, es el pequeño pero importante detalle que, nadie puede hacer por nosotros el trabajo o acción que está destinado para nosotros.

Es un tema recurrente, donde una y otra vez reclamamos recetas mágicas, solicitamos asistencia de algún gurú o igual nos conformamos y nos alegra el día la predicción del horóscopo semanal.

Nos cuesta mucho, no sólo entender que las circunstancias y la vida en general es como es, y que la diferencia la hacemos nosotros con nuestra actitud frente a los problemas, los obstáculos, frente a la adversidad.

La magia existe, sin duda, y nosotros podemos llegar a hacer verdadera magia…pero sólo lo conseguiremos en el momento que cada uno de nosotros se haga cargo de la labor que tiene consigo mismo.

Como suelo decir a menudo…. Yo el primero…y ya era hora de aplicarme a fondo si quería tener y ver cambios reales en mi vida.

En mi caso, puedo decir que, en algunos o bastantes aspectos, una vez establecida la conexión con el Ser, pues he podido mantener la misma y a nivel espiritual, del Ser o interior, puedo dar fe que en varias ocasiones tengo la suerte de sentirme pleno.

Por otro lado, como todo mortal, tengo mis defectos que corregir, mis problemas que resolver y mis miserias que enfrentar para convertirlas en virtudes.

La intención de presentar estas planchas, estos escritos es el de mostrar y compartir mi experiencia aplicando parte de lo aprendido para conseguir, como digo, el de convertir al menos, las miserias en virtudes.

Vivimos rodeados de un escenario decadente donde la desconfianza, la confrontación, la competencia y la pérdida de valores desplaza al sentido común y cualquier gesto Humano posible de manifestar. Esto, referido a nuestro entorno ya que aquí es donde la situación cambia y la cosa se pone interesante.

El entorno es el que es, pero no nosotros, que no necesariamente tenemos que ser arrastrados por la vorágine diaria.

Muchas veces he repetido un concepto que me habían enseñado, y era que uno tiene que ser capaz de mover o girar tan fuerte su centro de gravedad, que consiga pasar de ser efecto a ser causa. Esto en otras palabras, significa que, aunque allí fuera se esté cayendo el mundo, no tiene por qué influir directamente en nosotros sí hemos conseguido construir un Espíritu fuerte.

Una vez que nos damos cuenta de que efectivamente, al Ser que vive en armonía con la naturaleza y practica la Virtud, nada tiene que temer, porque el Do está siempre con él.

Todo es un tema de perspectiva, de dónde nos observamos a nosotros mismos… ¿De víctimas de la vida? ¿O de Seres que han descubierto que son capaces de crear su propia realidad y viven en armonía con lo que piensan, dicen y hacen?

En mi caso, por ejemplo, durante años he arrastrado con una programación o runas de carencia económica que a pesar de ganar relativamente bien para lo que es un sueldo normal, pues el dinero continuamente se me iba de las manos. Cuando no era una situación, era otra donde me resultaba casi imposible juntar o ahorrar algo. Llegó un momento en que me veía como víctima de la situación. Parecía que todos los males apuntaban a mi sin piedad y que no podía permitirme tener un momento de tranquilidad o por lo menos tener un momento de disfrute de lo que había ganado por mi labor.

Siempre había amigos, Hermanos que estaban allí para ayudarme, pero evidentemente, eso no era una solución real, porque el problema seguía estando. Me ayudaban de varias maneras, con limpiezas energéticas, que haciendo esto o lo otro…Pero la solución no llegó realmente, cuando me di cuenta de que me tocaba hacer lo que tenía que hacer.

Había que hacer frente a las miserias y ponerme manos a la obra.

Después de consultarlo con Morféo, pues me quedó claro lo más básico, y paradójicamente lo que nunca vi, estando frente a mis ojos todo el tiempo.

Así que tocó desempolvar las herramientas, remangarse y tomarme mi tiempo para empezar mi labor, de las más importante sin duda, ya que se trataba de perfeccionar y corregir, corregir muchas runas grabadas durante mi infancia y adolescencia; porque está claro que nuestro Hoy es el reflejo de nuestro Ayer.

Después de meses ya habiendo decidido accionar al respecto, puedo dar fe del gran cambio que supuso el Decidir y tener la Voluntad de cambiar y mantener la constancia de repetir día a día con toda la alegría el trabajo diario. No pasó mucho en empezar a manifestarse los cambios positivos a mi alrededor.

La magia existe, es real y está al alcance de todo aquel que tenga la verdadera intención de cambiar y conseguir ser virtuoso, capaz de conseguir ser su mejor versión.

¿Cómo lo conseguí y lo estoy consiguiendo se preguntarán?

Se los comento en la próxima…

He dicho,

Helimer.·.

NOTA DEL ADMINISTRADOR

Los testimonios de primera mano son una herramienta muy útil para mostrar al prójimo los resultados de un trabajo bien hecho y el modo de hacer ese trabajo. El receptor se siente reflejado e incentivado a probar emular la experiencia, pero como ya sabemos, del dicho al hecho hay un gran trecho, y quizás, quede todo en intensión si la voluntad y necesidad no se manifiestan lo suficiente. Invito y aliento a intentar aplicar lo aprendido y comprobar, también de primera mano, que la magia existe y se consigue realmente cambiar la realidad. 

¿Te gustó este artículo? Compártelo.