A UN AÑO

Hoy se cumple un año de la apertura y publicación del primer artículo del blog. Un año de compartir conocimiento, información y sobre todo, experiencias de vida. Un año en el que hemos trabajado, enfrentado oscuras tormentas, dudas, tristezas y alegrías, donde nos fuimos conociendo por dentro y por fuera, conectándonos con la verdadera realidad que nos rodea. Algunos abandonaron el camino emprendido, porque fueron vencidos por la manipulación, por el engaño de las religiones, por los yoes, por el ego, por las dudas, por la desilusión, por su consciencia artificial, por la influencia de los oscuros, o porque simplemente no era este su lugar, pero otros han seguido, confiando en su Ser, en su instinto, y hoy brillan con luz propia como faros en la noche y en la niebla, alumbrando a quienes los rodean. Durante este tiempo he comprobado que lo más difícil no es transmitir la información, lo más difícil es amalgamar esa información y que sea aceptada. Podría hablar sin ningún problema de filosofía, se historia, de ciencia, de religiones, de Cristo, de Buda, de ideas abstractas o locas teorías, pero cuando todo esto se une magistralmente armando el puzzle de la vida, es inevitable la explosión interior de algunos que no soportan la mezcla de elementos aparentemente incompatibles, y es la primera causa del abandono del camino de la cinta de Moebius y de este blog, es la primera causa de la desilusión, de la agresión, del descreimiento, de la burla y la condena. Aun cuando siempre he dicho que no me crean, que investiguen y se crean a ustedes mismos, no fue suficiente para algunos ni lo será, porque siempre la justificación absurda de la desinformación los mantendrá en el terreno seguro de la ignorancia. Creé este espacio con un propósito claro expuesto en la carta a los lectores, y con una meta y propósito interior que solo el Ser conoce, y después de un año de camino, puedo decir que pese a todo, muchas de las expectativas se han cumplido. Gracias por darme todo lo que me dieron, por su confianza, su respeto, amor y sinceridad. Gracias por darse la oportunidad de la duda, de que todo es posible, de que la luz, el amor y la paz existen en su interior y que solo deben manifestarlas para que existan también en su exterior. Intenté siempre ser objetivo, en no inclinar la balanza para ningún lado de la dualidad, de equilibrar los opuestos, de no influenciar y manipular sus decisiones, de no juzgar al prójimo, de crear un espacio de libertad, respeto y armonía, para orientarlos y ayudarlos a encontrar su camino y su verdad. Espero que lo haya conseguido y que sean más las certezas que las dudas para que logren por fin, ser artífices de su propio destino. Espero que en este nuevo año y etapa que comienza, pueda llegar al Ser de aquellos que anteriormente no pude, y si no es así, que sea por la sabia voluntad del Do y del Ser, que son los verdaderos directores y actores de esta maravillosa obra llamada vida. Morféo



Contacto personal con Morféo

¿Te gustó este artículo? Compártelo.