EQUILIBRIO DE ECUACIONES ENERGÉTICAS

Antes de comenzar el desarrollo de este tema recomiendo la lectura del artículo «ALGORITMOS Y ECUACIONES» con todos los enlaces asociados. También el visionado del video que dejo a continuación para comprender de que estamos hablando. Tengan en cuenta que no se trata de química, sino de energías y el video es solo a nivel informativo, pues el equilibrio energético funciona de forma muy similar al equilibrio químico. Seguiremos cuando tengan claro los temas a revisar y como se balancean las ecuaciones químicas.   

Una ecuación energética es muy similar a una ecuación química. Está formada por términos como en el ejemplo del video, pero en vez de ser elementos químicos de la tabla periódica, son energías de la tabla energética. La combinación de las mismas da como resultado otra energía, pero en este caso una “molécula energética” en vez de una química. Esa molécula energética la llamaremos “Producto Alquímico” (PA) pues estamos hablando de alquimia (energías) y no de química (materia). 

Hay varios tipos de ecuaciones energéticas y formas de equilibrar energías. Hoy veremos la más habitual, el equilibrio energético entre opuestos (energías de cargas contrarias). Aunque realmente la energía no tiene cargas positivas o negativas, sino “estados alquímicos” según como la energía primordial sea procesada y depurada por el sistema que la utiliza. Para la mayor comprensión del tema y el proceso de equilibrio utilizaremos un sistema de nomenclatura que puedan asociar con cargas y así comprendan mejor el equilibrio energético. Los números impares en la base (subíndices) representaran estados negativos y los pares estados positivos. Los coeficientes representaran cantidad de energía utilizada y las letras de los términos representaran distintas energías. El resultado será la molécula energética final. Analicen primero este formato de transmisión y avisen si comprenden o no lo expuesto para que pueda así continuar. Les dejo un gráfico explicativo para facilitar el entendimiento de la nomenclatura que utilizaremos. 
La ecuación del gráfico como verán es una ecuación desbalanceada, está en un paso intermedio, pues como en química, los términos tienen que coincidir en cantidad de ambos lados de la igualdad. Tenemos por lo tanto que equilibrar sumando un 2 al B3 de la derecha de la igualdad, quedando entonces balanceada. Si este fuera el caso de una ecuación energética [A2 + B1 = A3B3] su equilibrio final positivo sería [3A2 + 6B1 = 2A32B3]. Estos equilibrios energéticos por lo general son procesos automáticos del subconsciente e inconsciente, pues los maneja el emocional con el mV y el motor con el mE, pero muchas veces hay que intervenir con un choque consciente para equilibrar y salir de una recurrencia producto del mal funcionamiento del mental o de los centros involucrados, y es entonces cuando necesitamos conocer como poder hacerlo. 

Siguiendo con el ejemplo anterior, las energías de la molécula energética final están equilibradas con un estado alquímico general par (positivo) aunque las bases de los componentes sean impares (negativos), el producto final es positivo con 6A y 6B. Vista la aritmética veamos ahora como esto se lleva a la práctica. Supongamos que tenemos reiterados episodios de “IRA”, la ira es una exo-energía producida por dos endo-energías, la frustración por un lado y la impotencia por otro. La ecuación de la ira sería entonces [Frustración + Impotencia = IRA], este producto alquímico es impar por sus bases, por consiguiente, negativo ¿Cómo balancear la ecuación para que la ira no nos afecte negativamente? La respuesta es igualando la ecuación a par (positivo) Veamos cómo se hace. Tenemos inicialmente la siguiente ecuación de ira negativa con cargas opuestas [A2 + B1 = C3], donde A = Frustración, B = Impotencia y C = Ira. Ahora equilibremos la ecuación para que el producto alquímico sea positivo:

A2 + B1 = A2B1 = C3 balance negativo, sumatoria impar 
2A2 + 2B1 = 2A22B1 = C6 balance positivo, sumatoria par  

¿Que hicimos?, sumamos cantidad de energía en sus componentes, quedando finalmente una ecuación equilibrada energéticamente positiva 4A y 2B = 6PA, logrando que la ira resultante sea una energía que nos impulse en virtudes y no que nos destruya en miserias. De este modo la ira no descarga en sujetos sino en objetos logrando que esta sea el motor de la acción venidera y no la ejecución de la anterior. 

Preguntarán por que la frustración siendo una endo-energía supuestamente negativa tiene una base positiva, pues porque la frustración en realidad es psíquicamente positiva, ya que impulsa a la acción de volver a intentar llegar al objetivo que no se logró, en cambio la impotencia paraliza la acción al ser negativa psíquicamente, no encontrando el modo correcto de accionar ante un hecho externo. La frustración es energéticamente negativa pero psíquicamente positiva y la impotencia es energética y psíquicamente negativa. En estas ecuaciones lo que vale es la carga psíquica que tiene la energía cuando el “verbo” de la energía primordial es procesado por el mental. Para algunos será una frustración, para otros será un logro. Para algunos será impotencia, para otros incapacidad. Para algunos será Ira, para otros solo Irritación.

Cada equilibrio energético tiene sus bemoles, y para resolverlos conscientemente hay que conocer cada energía de la tabla energética, sus cargas, orígenes, combinaciones, estados alquímicos, etc, etc. Conocer y manejar esto lleva un trabajo más grande que acomodar los mentales, así que sigue siendo el camino más práctico que no haya que ocuparse de equilibrar ecuaciones de forma consciente. Un sistema mental acomodado y trabajando naturalmente nos resuelve y equilibra ecuaciones sin necesidad de intervenir, así que por ahora el camino sigue siendo acomodar el mental, aunque vayamos conociendo como funcionan los equilibrios de ecuaciones energéticas mientras esto se logra. 

Posteriormente veremos otros tipos de equilibrios que son más complejos, como los equilibrios entre iguales con misma carga y otros más complicados que iremos dilucidando a medida que avancemos en conocimiento, no en información, por eso es necesario que hagan su tarea, sino, como dije en su momento, no podrán avanzar porque su mismo mental no lo permitirá. 

Juan 11:40

40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?

Sektorl

COLABORAR CON DDLA

¿Te gustó este artículo? Compártelo.