SELECCIONES

La
Gran Batalla Interior

En
estos momentos somos conscientes que estamos transitando por medio de la línea
tan delgada que divide el Umbral de dos tiempos totalmente opuestos, entre la
33 y la 42.
Es
un acontecimiento tan importante que la diferencia entre una y otra, el paso de
una a otra es tan sutil como un suspiro. De aquí la importancia a afinar
nuestro estado de atención, no sólo hacia lo que acontece a nuestro exterior,
sino que más aún con lo que sucede en nuestro interior.
Sabemos
que somos Unidades de Carbono programables y que, sin darnos cuenta,
normalmente reaccionamos a acontecimientos si no estamos atentos, con el ya
conocido causa, efecto.
Sabemos
también que nos nutrimos principalmente de hidrógenos que alteran nuestro
comportamiento, causando los conocidos endo y exo energías, lo que influirá
directamente en nuestro estado de ánimo de manera continuada.
A
estas alturas ya hace bastante tiempo que estamos en Guerra declarada a las
sombras Sionistas que responden al plan de Baphomet para hacerse con todas las
Unidades de Carbono posibles para ganar espacio matricial…nuestro ¡espacio
matricial!!!
Ya
no hay tiempo disponible, para ningún bando, ni para ellos ni para nosotros
porque los acontecimientos ya están aquí, pasando ahora mismo y nos tocará
vivir según el estado de Consciencia en el que nos encontremos; y creo que
ahora, ya no es para el que quiere sino para el que puede. Es decir, quien hace
años sabe hacia dónde camina y viene desarrollando su trabajo, pues tendrá el
resultado en base a su esfuerzo, dedicación y constancia. Aquí no se trata de
likes ni de reconocimientos de egos…Es el Do que nos pone a nosotros frente a
nosotros mismos y cosecharemos lo sembrado…No hay más misterio ni magia que esa
sencilla ecuación.
Ahora
mismo, la batalla es en todos los planos, realidades y tiempos posibles, porque
están los que quieren seguir con sus privilegios sin querer perderlos, y
quienes por su naturaleza como Humanos están exigiendo recibir lo que por
derecho divino les corresponde.
Todos
los Guerreros del Dragón están posicionados desde hace tiempo en los distintos
puntos de esta realidad que se les fue asignado en su momento, en el lugar y
sitio que les corresponde, esperando la orden para en el momento preciso, al
unísono desenfundar su espada y dar la estocada final al demonio con el Fuego
del Dragón.
Es
igualmente importante como vimos, el prestar especial atención a lo que sucede en
nuestro interior ya que allí también se está gestando una de las más
importantes batallas, sino es la más importante, ya que se basa del contenedor
de consciencia y por ende, la que albergará al Humano y la Vida o a la sombra y
la Muerte.
Cada
uno, en su Universo particular viene batallando a diario y durante un tiempo
con su día a día, contra sus sombras, contra sus miserias y sufrimientos.
Ya
conocemos las estrategias del enemigo para conseguir desequilibrarnos emocionalmente,
ya que lo sufrimos a diario y durante años venimos soportando diversidad de
“problemas”, de salud, económico o material, pérdidas, etc.
Seguramente, como en su momento dije, todo sea parte necesario del proceso de
experimentar, ya que no podríamos saber que es la libertad, si nunca sufrimos
el cautiverio, no sabríamos que es la felicidad si nunca sufrimos el
sufrimiento; y es en este momento, donde al mirarnos podemos reconocer al
Guerrero que somos y que ha venido a Ejecutar y no a Negociar, porque el
Guerrero avala su experiencia por sus cicatrices, no por batallitas que pueda
contar.
Una
vez más, somos nosotros ante nosotros mismos, dándolo todo en esta última gran
batalla interior que nos colocará en definitivamente en la línea 42.
Comento
esto porque soy el primero en reconocer a esa sombra que vive en mí que intenta
arrastrarme y dejarme anclado en la línea 33, esa sombra cargada de negatividad
que golpea constantemente, como un continuo goteo desalentador, problema tras
problema, incertidumbre y desesperación que no me permite a veces, creer para
poder ver.
Lo
bueno es que el Ser está ahí, nunca se ha ido y en los momentos cuando parece
todo perdido, aparece de repente y golpea de manera contundente al pesimismo
para que no pierda mi Fe, mi esperanza y mi certeza de que ya queda poco
para el gran triunfo del Verdadero Ser Humano, viviendo al fin libre en la
línea 42.
No
es fácil, para nada porque como digo la artillería que están usando es pesada y
constante, pero igual y contundente debe ser nuestra respuesta como Seres
Humanos… Nunca perder la Fe, Tener la Esperanza de que cruzaremos ese Umbral
temporal y Seguir a la Certeza de que Ganaremos esta Gran Batalla Interior…!!!!
Porque
Somos Legión!!!!
Somos
el Dragón Ejecutando su Destino Divino!!!!!
Helimer.·.

Sektorl

COLABORAR CON DDLA

¿Te gustó este artículo? Compártelo.