PINITOS (IV)

Desde el Nacional Socialismo de Adolf Hitler y este tiempo, han pasado 80 años. Ni AH existe físicamente, ni el NS como lo conocimos ahora puede existir. Lo lamento por los nacionalsocialistas, pero su lucha actual con el formato de 1939 es completamente banal, pues el tiempo es la percepción del movimiento del espacio, y el espacio se movió 80 octavas cortas largas desde esa época hasta nuestros días, y eso no es poco dentro del acotado y perecedero espacio matricial de nuestras existencias. La única forma de que el Nacional Socialismo tenga una oportunidad mental en esta época, es adaptando sus energías a un nuevo formato acorde a los tiempos actuales que transitamos. 
Así como en el ejemplo del NS, las energías externas también tienen que adaptarse a los tiempos que transcurren, pues no es lo mismo mover un ladrillo, que mover una montaña de ladrillos. La resistencia, el trabajo, la fuerza y las energías ocultas son mucho más poderosas que antes, pues se sumaron (X) octavas de ladrillos desde el primer ladrillo y por consiguiente el espacio es diferente y las condiciones físicas y energéticas también lo son. Las energías externas son dinámicas, pues su medio de propagación es el éter y este se adapta como un líquido según las circunstancias al nuevo escenario de ladrillos que se presente, por consiguiente, estas son energías con características etéricas. Conociendo esto, de ahora en más las llamaremos “Energías etéricas” E(e) y mediante el estudio del éter sabremos más de sus normas y leyes ya que tienen relación estrecha con este al ser el éter su medio y su universo de acción.  
En el artículo éter adelanté que este era multidimensional, esto quiere decir que tiene “penetración” dimensional comunicando información entre dimensiones, siendo el éter un elemento que se comporta como un líquido penetrando todas las realidades. Me explico, lo que haga A, influye en B, C, D, E,… etc, siendo el todo la suma de sus partes. Esto se nota mucho en reuniones sociales, donde se siente el ambiente cargado o liviano por las energías etéricas que componen el éter del lugar espacial de la reunión, influyendo emocional, intelectual y hasta físicamente en las partes implicadas que se encuentran en el lugar. Por consiguiente, podemos ahora exponer la tercera ley que dice:

3) Las energías etéricas tienden a influenciar en sujetos y objetos al ser dinámicas e interactivas entre dimensiones

Esto explica la ley anterior de las influencias A, B y C, pues si un sujeto está energéticamente desequilibrado por las influencias A y B, desequilibra el espacio que lo contiene y por consiguiente las E(e) del mismo tienden al caos que es su primer norma superlativa y todos los sujetos terminan influenciados y desequilibrados. Cuando entran las influencias C, estas al ser conscientes y equilibradas, ordenan ese caos y por consiguiente toda la ecuación. Sabiendo esto entonces también comprendemos el porqué de los movimientos en el éter de los pases mágicos y su influencia, pues el pase mueve el éter acomodando las energías produciendo que estas se muevan como el Mago quiera. 
Próximamente comenzaremos con ejercicios de movimiento del éter para experimentar en carne propia estas energías etéricas y su uso y desuso. Por ahora intenten entender e incorporar esta nueva información y advertir su existencia observando espacios y sus energías. Les dejo una película que muestra como una energía se adapta a un nuevo escenario teniendo una posibilidad mental de existir y proyectarse. Que la disfruten.  


Sektorl

COLABORAR CON DDLA

¿Te gustó este artículo? Compártelo.