LÓGICA E ILÓGICA

“Los dinosaurios (Dinosauria, del griego δεινός deinós ‘terrible’ y σαῦρος sauros ‘lagarto’: ‘lagartos terribles’) son un grupo de saurópsidos que aparecieron durante el período Triásico. Aunque el origen exacto y su diversificación temprana es tema de activa investigación, el consenso científico actual sitúa su origen entre 231 y 243 millones de años atrás. Fueron los vertebrados terrestres dominantes durante 135 millones de años, desde el inicio del Jurásico (hace unos 200 millones años) hasta el final del Cretácico (hace 66 millones de años), cuando la mayoría de los grupos de dinosaurios se extinguieron durante la extinción masiva del Cretácico-Terciario que puso fin a la Era Mesozoica…” Wiki

La lógica nos dice que los dinosaurios son lo que dicen que son, conocemos sus formas físicas, sus tipo y colores de piel, sus ojos, sus gustos alimenticios, si eran agresivos o dóciles, si vivían en manadas o eran solitarios, si eran cazadores o presas, carnívoros o herbívoros, y si nos apuran un poco, hasta sabemos que vivieron hace más de 65 millones de años. Ahora bien ¿Cómo sabemos todo esto?, pues por una lógica errónea y cantidad de suposiciones de teorías científicas dadas por valederas, y finalmente, como broche final, avaladas y difundidas por el mismísimo Hollywood.

¿Alguien vio alguna vez un dinosaurio vivo como para saber por el fósil de una mandíbula, un diente o un fémur, como era realmente, cuál era su color de piel, su alimentación y si era o no agresivo? Todas las deducciones “lógicas” científicas, son pura especulación y fantasía. No hay una sola prueba de que lo que cuentan sea así. Por consiguiente, es completamente “ilógica su lógica” pues nadie vio el verdadero rostro de un tiranosaurio rex, un diplodoco o un triceratops como para decir como era y dibujarlo en un papel. Dirán que hay en los museos de ciencias naturales esqueletos completos de estos animales, pues no es así, no hay ningún esqueleto completo de ningún dinosaurio, solo hay algunos pocos fósiles y todo lo demás es reconstrucción «artística» de lo que suponen que eran.

La lógica científica desde el centro intelectual es completamente lógica, pero desde el centro instintivo es completamente ilógica, pues creer que, desde unos fósiles que no son ni verdaderos huesos se pueda saber todo lo que dicen saber, es realmente ilógico. Ignoramos hasta si la fecha que dicen que existieron es la correcta, pues desde la lógica de la intuición el método de datación del carbono 14 no es exacto y me arriesgo a decir, que es hasta impreciso y erróneo en un alto porcentaje, pues tampoco es correcta la forma utilizada para datar las muestras, ya que no se pueden datar muestras orgánicas de mas de 50.000 años con carbono 14. Entonces ¿Cuál es la lógica de la lógica empleada? Pues es claro que es una lógica errónea casi en su totalidad y esto se debe a no emplear la lógica de la intuición y dar por sentado que la lógica de la razón es correcta.

¿Alguien puede decir a ciencia cierta, no solo a que animal pertenece este cráneo, sino también su pelaje, su color, sus hábitos, su alimentación, etc, etc, etc?, pues solo aquellos que conozcan el cráneo y visto el animal al que pertenece, podrán responder de forma lógica esta pregunta. Todo lo demás solo serán especulaciones al azar, deducciones erróneas, aseveraciones fantásticas y teorías sin argumento desde la ignorancia de aquél que nunca ha visto a dicho animal, por tanto, toda deducción lógica no será desde la certeza, sino desde la duda del desconocimiento y la ignorancia. ¿A que va todo esto? a que la única lógica real, es la lógica de la lógica, pues el receptor no llenará con fantasías el faltante de información, sino que lo llenará con la lógica de la intuición al comprobar lo ilógico de algunas lógicas.

El centro instintivo, además de todo lo que ya saben, cumple una función desconocida pero sumamente importante, pues de ella depende que el humano tenga la capacidad de pensar, razonar y comunicarse. Uno tendería a pensar que esto es función del centro intelectual, pero la verdad es que el intelectual no existiría sin esta función del instintivo, porque no habría manera de que “intelectualice” algo que desconoce. Antes de que el hombre pueda razonar y comunicarse, era el centro instintivo el que procesaba todo lo abstracto que este descubría, siendo este centro el principal y más activo de todos, pues de él dependía la supervivencia de la especie. Luego con el paso del tiempo comenzó a formarse el centro intelectual que pasó a ser hoy, el principal centro de razonamiento, comunicación y supervivencia.

Hoy como ayer el instintivo es el centro que se ocupa de todo lo abstracto, o sea, todo aquello que no está aún intelectualizado, que no se comprende. Ayer era el fuego, hoy las energías y mañana quien sabe. Cuando hablamos de energías, es el instintivo el que procesa la información antes que la tome el intelectual y de como resultado la deducción lógica que luego el instintivo vuelve a analizar, pues sin el instintivo dicha deducción seria errónea por faltarle el sentir interno de la certeza de que dicha deducción es la correcta. Lo que sucede habitualmente, es que el instintivo se desprecia y se utiliza solo el intelectual. Por eso siempre he dicho que los artículos no hay que intelectualizarlos, hay que sentirlos, porque es la única manera de comprender y asimilar la información transmitida en DDLA de la forma correcta.

Para finalizar y dejar un ejemplo de lógica e ilógica, pueden ver la imagen que acompaña este artículo, donde Dippy (un perro) pasea a Pluto (otro perro). Les dejo el trabajo de interpretar cual es la lógica y cual la ilógica de esta representativa y simpática caricatura.

¿Te gustó este artículo? Compártelo.