EL BORDE

En el invierno de 1993 los integrantes del grupo chico de Géndel, aquellos que teníamos relación directa con el gran maestre ABC Adamo, recibimos una noticia ampliamente esperada, un contacto directo con “los de arriba”, como los nombraba el Amesterdamo, se llevaría a cabo en una fecha y lugar específico determinado por ellos. Luego de una serie de reuniones de intensivo entrenamiento en protocolos jerárquicos exopolíticos, necesarios e indispensables para el correcto desarrollo del encuentro, comenzamos a planificar el viaje de 400 Kilómetros hasta el punto cero, el lugar del contacto programado. Éramos aproximadamente veintitrés personas contando al Amesterdamo y los maestros entrenadores. Contratamos un micro privado bajo acuerdo de silencio del conductor, sobre el paradero del lugar al que nos transportaba, y dos días antes de la fecha del encuentro, partimos hacia nuestro destino con la ansiedad y expectativa del caso, ansiedad y expectativa que nos jugaron en contra en el momento que menos nos esperábamos, perdiendo una oportunidad que no se volvió a repetir en el grupo.

El borde de la cinta se caracteriza por tres puntos principales, fundamentales para que la magia continúe y no se retraiga nuevamente dentro de la varita mágica que nos entregan en el momento de la graduación.  Estos puntos o reglas son excluyentes para cualquiera que no los cumpla o los viole, y son el dispositivo de seguridad que resguarda el correcto uso del poder entregado. Nadie es dueño de la energía y del don más que el Do, pues como se nos presta un envase o contenedor del Ser, que luego devolvemos, y no siempre en las mejores condiciones, también se nos presta la energía que éste usa para su existencia y acciones en esta realidad. Veamos pues estas tres reglas que le resultarán más que conocidas, y que la mayoría cree que son una invención de  Isaac Asimov y la ciencia ficción, cuando en realidad fueron conocidas desde siempre y encierran el secreto para que la magia se produzca y se mantenga.

1. Un Mago (Virya) no puede hacer daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño. 

2. Un Mago (Virya) debe considerar las peticiones dadas por los seres humanos, excepto si estas peticiones entrasen en conflicto con la 1ª regla. 

3. Un Mago (Virya) debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la 1ª o la 2ª regla.


Estos tres puntos o simples reglas que debe cumplir y tener en cuenta todo aquel que toma la responsabilidad de sus pensamientos, palabras y actos cuando comienza a recorrer el borde de la cinta, tiene como propósito mantener el poder alejado del ego, y como intención, no desviar la octava fuera del propósito, siendo entonces una octava cerrada, y contrariamente a lo expuesto hasta ahora, necesariamente recurrente.  La recurrencia de las octava, es el medio para mantener el estado deseado, el problema es que la mayoría nunca encuentra el estado deseado, sino la idea del estado deseado, y entra en estados de recurrencia inconsciente que lo mantiene en el estado “no deseado”, siguiendo con la idea en el espacio matricial mental, de forma inactiva.   
Hay varias formas de conseguir la magia, de las cuales se destacan dos. La primera es por expansión de la esfera de consciencia de la forma que describí en su momento, y en la cual estamos trabajando para recibirnos de Humanos y Viryas. La segunda es por pacto con los hijos de las sombras, que implica la entrega del alma como garantía, y el sufrimiento de sus seres queridos como pago. Voy a transcribir a continuación un correo privado de alguien que está tan equivocado y confundido, que está dispuesto a entregar su alma para lograr la magia. Espero que sirva como ejemplo, y que el protagonista haya comprendido que ese no es el camino a seguir si quiere ser un verdadero mago o illuminati.

Cordial saludo. Mi nombre es                                             , soy de                     Nací y fui criado en una familia de clase media y quisiera que usted por favor me ayude a pertenecer a los illuminatis, soy cantante y quiero ser famoso y reconocido mundialmente y estoy dispuesto a dar mi alma y lo que sea necesario, también a compartir sus ideologías y mensajes a través de mi música. Gracias por favor respóndame.

Debo ser justo y transcribir también mis respuestas luego de aconsejarle que ese no es el camino, y volver a recibir un nuevo correo insistiendo en el tema:
Respuesta:

Disculpe         pero no es así como funciona. Usted no se ofrece, ellos nos eligen. Y le recomiendo que no negocie nunca con su Alma, pues el precio no solamente lo pagará usted, sino también toda su familia y seres queridos, los cuales serán la moneda de su sufrimiento.” 


Contestación:


Señor y entonces como hago para unirme a ustedes los illuminatis? Como hago para ser un cantante famoso mundialmente y conseguir mis metas? Por favor respóndame no me deje con la incógnita guíeme! Por favor y que hago para negociar con lucifer sin vender mi alma? Hay que hacer un pacto pero sin vender el alma? Que hago para ser un artista illuminati o marioneta illuminati como lady gaga, Rihanna o muchos otros. Gracias” 


Respuesta:


¿Sabe cuál es el promedio de vida de una marioneta illuminati como usted las llama? ¿Sabe cuál es el verdadero costo que pagan por 5 minutos de asquerosa fama? ¿Tiene idea de lo que usted está diciendo y pidiendo? ¿Es consciente de su total inconsciencia? ¿No le basta con ser un manipulable borrego que quiere ser un prostituto esclavo? Si su intención inicial y su propósito final de esta existencia se limitan a la fama, el dinero y el poder, no tiene ninguna posibilidad de ser un illuminati. Usted como muchos está completamente confundido y equivocado, hasta el punto de creer en Lucifer como sujeto, cuando sólo es un objeto arquetípico que se usa para manipular a los incautos, por el punto del deseo y las pasiones de su propia ignorancia.  


Si quiere conseguir sus metas, cree su propia realidad, viva en su propio universo donde manteniendo la línea de su octava de principio a fin, consiga ser lo que quiere ser, por su propio esfuerzo, inteligencia y consciencia. Cuando haya logrado sus metas por esfuerzo propio, y sin trampas, malas acciones o desconsideración hacia los demás, entonces tendrá una oportunidad de ser un verdadero illuminati en su profesión, y no un chiste, una ridícula parodia sin espíritu ni alma, como las prostitutas marionetas esclavas como Lady Gaga y asociados, las cuales son despreciadas por los verdaderos illuminatis a quien rinden pleitesía, y que se cobran con el sufrimiento de sus seres queridos, para que ellos se sientan por 5 minutos al día, Dioses entre los miles de muertos que los ovacionan.” 



Con estos ejemplos pueden ver como se ponen en práctica las tres reglas del mago, y lo difícil que es mantener el equilibrio en el borde de la cinta, en el filo de la navaja, donde las exo y endo energías, existen, pero no tienen cabida, y pueden, si no se controlan, destruir todo lo logrado hasta ese momento. El ser tibios no es ser indiferentes a los polos del péndulo, es accionar con la energía justa y necesaria para no violar ninguna regla por reacción o inacción, considerando una petición que viola la primer regla si se ejecuta o se ignora, y accionando a consecuencia con la tercera regla, protegiéndome y protegiendo sin entrar en conflicto con las dos primeras. Aunque sospecho y más bien creo, que en este tipo de contactos hay doble intención de parte de los interesados.

Llegamos temprano a la casa de Don José, estábamos cerca del punto cero que sería al día siguiente a las 2300 horas, nos instalamos y el resto del día transcurrió distendido entre charlas y risas. La cena del día del encuentro formaba parte del protocolo previo, debíamos cenar un cordero, cuya carne representaba nuestro espíritu colectivo, entregado y consumido por nuestros hermanos como símbolo de entrega, unión y hermandad, y luego de un brindis por el propósito y una pequeña oración a nuestro SER pidiendo protección y guía, nos encaminaríamos a la solitaria playa donde nos recibirían ellos. Shag Nazar sería el encargado del protocolo del encuentro, guiando al Embajador y sus asistentes ante el Amesterdamo, mientras el resto del grupo seguiría las directivas dadas por Metaj, según se desarrollara el encuentro arriba o abajo. En el momento del brindis, el Amesterdamo anunció ciertos cambios en la estructura de Géndel dictaminados por sus superiores, que no fueron muy bien recibidos por algunos de los implicados, y las exo y endo energías hicieron el resto, todo se salió de control, y la ceremonia terminó en discusión de egos heridos. Como resultado, no hubo contacto físico, sólo mostraron sus enormes naves, saludaron con guiños de luces y rápidamente desaparecieron en el firmamento estrellado. El mensaje fue claro y conciso:

Si no pueden estar con ustedes mismos dejando de lado sus egos, no pretendan estar con los demás manifestando sus Seres, pues sus ángeles y demonios aún habitan en sus almas y no dejarán que esto suceda” 

Esa noche, las tres reglas fueron violadas en pensamiento, palabra y obra, y la magia desapareció. 


Nota:

Quiero aclarar ciertas cosas para evitar malos entendidos. Tengan en cuenta que Géndel era un grupo con base cabalística,
cuyos rituales formaban parte de la liturgia cristiana antigua, por pertenecer el Amesterdamo, a la ortodoxia cristiana Armenia. Su alto grado illuminati, conseguido por
años de pertenencia en una escuela Masónica no impedía que siguiera sus costumbres,
siendo la cena del cordero, un ritual del antiguo cristianismo y no una
directiva de “arriba”, aunque formara parte previa a todo el protocolo
posterior. 



En ningún momento “ellos” dictaminaron el protocolo, éste es
conocido por cualquier miembro perteneciente a una orden esotérica, pues forma
parte de la estructura jerárquica de las mismas, la diferencia radica en las costumbres
protocolares por las diferencias socioculturales en el encuentro, donde el
protocolo entre razas puede variar según sus costumbres. La exopolítica trata
esas relaciones y sus formas, y en ellas fuimos entrenados para evitar confusiones y malos entendidos. 



Ellos NO piden ningún tipo de ritual, credo, pertenencia, creencia,
ni nada que tenga que ver con la estupidez del ego, lo único que piden es
RESPONSABILIDAD y COHERENCIA, en pensamiento, palabra y obra, mediante el
respeto irrestricto de las tres normas del Virya. 



Contácteme
¿Te gustó este artículo? Compártelo.