SOBRE LOGOS Y DEMIURGOS

Antes de seguir adelante con el artículo, necesito dejar claro algo que ya dije en más de una ocasión. DDLA tiene una intención y propósito claro que apunta a un objetivo inamovible que considero fundamental para lograr cumplir la misión por la cual construí y existe DDLA. Por fuera y alrededor hay infinidad de movimientos que solo complican la marcha. No avanza quien camina sino el que sabe a dónde va, así que mejor fijar el rumbo y dejar de dar vueltas alrededor de infinidad de alternativas, que si bien respeto, no comparto, pues la única forma de expansión de consciencia en el Quinto Camino, el cual es la base de DDLA, es el trabajo continuo por dentro y fuera de la cinta de Moebius.

Lo que en estos años he hecho en DDLA es darles la información y las herramientas para que lo hagan. Mi trabajo termina donde comienza el de ustedes, pero todas estas cosas que suceden por fuera y alrededor de DDLA, solo confunden y retrasan el avance. Cada uno es libre de elegir el camino o la escuela iniciática que quiera, pero les ruego que, si están en esta Logia, hagan los trabajos de esta Logia y dejen de perseguir quimeras y cantos de sirenas.

Considero una falta de respeto total hacia mi persona y el staff de DDLA que desestimen el esfuerzo que todos hacemos para expandir consciencias, utilizando la energía de esta Logia, de forma indiscriminada para otros fines y propósitos. Así que les pido a todos aquellos que no comulguen con el Quinto Camino, o crean que el camino corto de la comodidad es mejor que el camino largo del esfuerzo, que abandonen este espacio y se construyan su propio y cómodo barquito a motor, pues en este navío se rema, se transpira y se sangra si es necesario. Aclarado esto, comencemos pues con lo que nos compete.


Este artículo no estaba dentro de lo programado, surgió luego de una charla en ARES sobre un proyecto audiovisual de investigación que estamos preparando. Me pareció oportuno ampliar un poco la información dada hasta ahora para que así tengan más herramientas para trabajar y darle una vuelta más de tuerca al tema. Siempre es conveniente acotar los sistemas mayores en sistemas menores para poder investigar o desarrollar algo donde el objeto es abstracto como las energías, las octavas, la creación, etc. No podemos estudiar un sistema expandido porque nos faltan datos, nos faltan términos de esa ecuación compleja y no podremos despejar correctamente la incógnita, o nos será imposible poder llegar a una conclusión certera y valedera. Para el estudio o transmisión de información siempre se deben acotar los sistemas a un rango acorde con nuestra expansión de consciencia (sabiduría), la información que disponemos y la comprensión real de esa información (conocimiento), pues de lo contrario, el resultado final solo será una teoría en vez de una verdad y solo conseguiremos complicarnos un poco más.

La ciencia se maneja casi siempre sin considerar este acotamiento y menos aún esa triada de (sabiduría/información/conocimiento), así que finalmente, todo lo que tenemos de parte de la ciencia es una serie de teorías sin comprobación ni certeza alguna. Teoría de la relatividad, teoría del big bang, teoría de la extinción de los dinosaurios, teoría de cuerdas, teoría de la evolución, teoría de Darwin….. etc, etc, etc. Podemos hacer dos cosas, crear teorías, suposiciones, creencias, hipótesis, conjeturas, probabilidades, especulaciones, etc., o construir verdades irrefutables.

La octava descendente de creación, también llamada el rayo de creación o la octava cósmica, es un sistema mayor expandido que en este tiempo hemos resumido y acotado a lo que nos interesaba desarrollar, pero en realidad es una ecuación compleja con infinidad de términos y factores que se tienen que tener en cuenta en estudios mayores que abarcan, no solo la octava, sino las relaciones entre términos de la misma. Este cuadro está simplificado y acotado a la tercera octava que nos servirá para desarrollar el tema de hoy sin complicarnos demasiado con las dos anteriores. Como verán hay dos líneas azules que representan las contracciones que se necesitan para producir los choques en Do-Si y Mi-Fa. La primera contracción siempre es cubierta con la voluntad del que toma el rol del Do, sean los Logos, los Demiurgos u otros que no trataremos ahora, pero en la segunda, siempre es necesario la contracción de tres notas para que la energía tome fuerza.

Como sucede en la mecánica de fluidos, que al achicar o contraer el diámetro del paso del mismo la presión del fluido sube pero disminuye el caudal del líquido, en estas contracciones de las octavas la fuerza energética sube, pero baja el caudal de energía, produciendo así, un choque entre la fuerza y el caudal, concentrando la mayor parte de la energía (fuerza) en un punto (atención) determinado del caudal y creando así, lo necesario para que la octava no se desvié o entre en recurrencia al saltar de Mi a Fa. La contracción (La)-(Sol)-(Fa) es la necesaria no solo para la creación de la vida consciente (SER), sino tambien para la creación de los Logos, los Demiurgos y toda forma de vida orgánica, incluido el hombre de la tierra o cualquier otro planeta.

Cuando hablamos del hombre, (homohominis, que proviene del humus, tierra) como parte de la vida orgánica, no es el humano que conocemos hoy día, sino el proto-humano, el manu original candidato para albergar vida consciente y que formaba parte de la primogénita biosfera del planeta. A la izquierda de la imagen, pueden ver en celeste las notas correspondientes a la octava descendente de creación, y a la derecha, en rojo, la octava ascendente de evolución del hombre (humanosHumanos→Viryas→Luxferos→Dragones) En este momento nuestra humanidad y civilización se encuentra transitando la contracción (la-sol-fa), más precisamente del humano(fa) al Humano(sol)  para llegar al Virya(la) y luego al (si) que es la nota correspondiente al Luxfero, quedando a un solo paso de (Do) que es la nota correspondiente al Dragón. Pueden apreciar que al lado de las notas se encuentran en color negro los mundos correspondientes a cada nota, desde el mundo 1 hasta el 96. Estos mundos son los universos correspondientes a cada estrato jerárquico dentro de la ODC, siendo esta correspondencia de la siguiente forma:

Mundo 1 = de los DO

Mundo 3 = de la Vida Consciente (SER)

Mundo 6 = de los Logos

Mundo 12 = de los Demiurgos

Mundo 24 = de los logos Planetarios (logos menores)

Contracción = de la vida orgánica (biosfera)

Mundo 48 = de los humanos (tierra)

Mundo 96 = de los demonios (demiurgos menores)

Como apreciarán, existen Logos mayores y menores y Demiurgos mayores y menores según el sistema sea acotado o expandido a uno mayor. Por ejemplo, nuestro sol representa para nosotros en nuestro acotado sistema solar, un Logos mayor (Rawak) y un Demiurgo mayor (Abraxas) pero, para un sistema mayor, como puede ser el sistema de Alción alrededor del cual gira nuestro sistema solar, nuestro sol representa un logo menor y un demiurgo menor, siendo los Logos y Demiurgos en correspondencia, jerárquicamente menores que los del sistema mayor de Alción.

Los sistemas de cada Mundo (M) trabajan con un Hidrógeno especifico, que es el hidrógeno correspondiente al regente de dicho Mundo. Por ejemplo, en el M48 (tierra) su regente es M24 (todos los planetas), por consiguiente, el sistema tierra/⊆/planetas trabaja con H24. Veamos ahora los planetas, su regente es M12 (todos los soles) por consiguiente el sistema planetas/⊆/soles trabaja con H12 y por último como para ir cerrando el tema, tenemos al humano cuyo regente es ¿la tierra? que es M48, por consiguiente, el humano trabaja con H48. Ahora la pregunta correcta sería ¿Cuál es el Mundo correspondiente al humano?, pues si bien en el cuadro de la imagen no figura, si sabemos que fue en la contracción de tres notas donde comenzó todo, así que, conociendo el Mundo de cada nota, pueden sumar los M y ver el resultado que se obtiene, seguro que los sorprenderá. Dejaremos la explicación del resultado y la relación con el sistema para otro momento, pues los términos de la ecuación del sistema humano/⊆/tierra son realmente complejos y merecen un artículo aparte.

¿Te gustó este artículo? Compártelo.