VISIÓN REMOTA

Día 22-10-2021

Mensaje de los MS para DDLA:

“La gestación en su octava tiene entrada y salida reducida al mínimo paso necesario, fraguándose su maduración hasta su eclosión, como el capullo de un insecto o una flor, el huevo o el vientre de la madre.

Ahora son el vientre, su octava es el capullo que protege el lugar seguro de gestación. Nuevos textos son recordados y escritos más allá de las múltiples líneas, y ajenos a sus presagios se yerguen por sí mismos flotando superpuestos al mar profético. Nada les ata aún designio ajeno, se gestan su tiempo.

Formatos menores donde son satanes y diablos mueren y de antracita pulida emergen verdaderos, ruedas imparables girando a su destino.

Cesa el mensaje y hay un cambio de energía junto con la visión de una luz horizontal brillante y azul que aparece súbita como un flash dejando entrever el horizonte de un mar, a la vez que la imagen se desdoble y separa lateralmente un poco, permaneciendo montadas una sobre otra (una imagen doble) para desaparecer al menguar la luz dando paso a otra imagen, esta vez de un fondo marino también en azules intensos.

Tengo la intención de preguntar a los MS qué es y por qué lo muestran, pero no llego a formular la pregunta, me hacen entender que vi la entrada en la atmósfera de un TMV y su inmediata inmersión en el agua. Al aceptar este hecho como cierto una paz me rodea y todo se oscurece alrededor menos la figura de un ser frente a mi derecha, con una forma que recuerda a un gris, muestra solo la cabeza y los hombros, todo lo demás queda envuelto y difuminándose con la oscuridad. Cuando gira su cabeza hacia mí puedo ver una protuberancia en forma de línea desde el lugar donde estaría la nariz hacia la parte alta del cráneo de un poco más de un centímetro de alto terminada en punta. Los ojos del ser son más pequeños que los de un gris pero oblicuos y oscuros, también, ubicados muy juntos entre sí y bajos en el total del rostro, también el ser parece azulado, no distingo si es el color de su piel o la luz y tomo de la imagen completa.

Suavemente me atrae sin tocarme junto a él, y al interior de una cápsula transparente y maleable que nos envuelve a los dos. Como si nos impulsara un motor invisible nos desplazamos hasta emerger. Al asomar la cápsula sigue cubriéndonos a ambos que permanecemos juntos, y al mirar alrededor tengo la certeza de que no nos ven, ni los pájaros que vuelan alrededor, ni los barcos algo alejados en lo que parece la bahía de una gran ciudad.

El ser no me dice nada, me observa para asegurarse que entendí que no nos ven, entonces volvemos al fondo, dentro del receptáculo inicial, aunque no alcanzo a ver su forma exterior ni interior, si puedo experimentar la sensación de “entrar” y no estar en el fondo sin más.

El ser que me acompaña permanece callado, la energía de otros seres se hace presente y uno de ellos dice:

“Vigilamos el fondo. No deben preocuparse. El rango de riesgo para el humano sigue dentro de lo conocido a pesar de su injerencia. Acepten que no están solos, nos consideramos terrestres por misión. Este es nuestro único mensaje.”

Quedan en silencio, pero no me despiden ni se retiran, permanecemos todos en silencio y a la espera, no me dirigen ni guían hacia nada, ni los seres ni los MS. Desisto y dejo de concentrar la atención él lo próximo bajando la mirada al suelo y con sorpresa veo arena brillante a mis pies, como polvo de estrellas, y al levantar la mirada me envuelve el firmamento girando rápido alrededor, de inmediato estoy fuera de esa escena, observando como el remolino de luz estalla y desaparece como trasportada a otro lugar del Cosmos. Termina la visión y oigo sin ver a nadie “Siempre volvemos” Surgen dudas en mi mente pues no consigo comprender y relacionar con seguridad esa imagen con nuestra idea de “el volver a casa”, o desde «casa» volver a la materia, o… Una energía amorosa y risueña me envuelve y me dicen “Todo. La respuesta en cada momento concreto té corresponde ahí.”

Veo un grupo de personas con túnicas y ropajes largos, están en una plataforma elevada sobre una ciudad, una especie de plaza. Aunque sus ropajes recuerdan a los de la antigua Roma o Grecia, la ciudad que se divisa es futurista, no con edificios altos, pero con líneas muy limpias, despejada y clara. La imagen transmitiendo el concepto del pasado en el futuro.

Uno de ellos avanza un paso y toma la palabra, lo veo como un hombre moreno con pelo algo rizado más bien corto y barba, viste de blanco y azul. Me mira y entiendo que tiene algo para DDLA, saludo con la cabeza y con agradecimiento, cruza sus manos por delante de él sujetándose una con la otra adoptando una postura cómoda y nos dice:

“Somos vosotros. Lemuria sigue existiendo y continuará existiendo. Sois herederos y transmisores del conocimiento. Buscamos y deben buscar la unificación, el conocimiento es uno y verdadero si lo valida el corazón. Sus dos manos receptoras son la balanza del juicio, su paz el lugar y la verdad el rayo cósmico que el padre les suple. Ponderen, dense el lugar, y florecerá lo oculto”

Se despide con una leve inclinación de cabeza y vuelve a unirse al grupo que ahora parecen ocupados comunicándose entre ellos. Vuelve a girarse y me dice sonriendo “Ve y cuéntales que pueden.” Abro los ojos y termina la visión súbitamente, pero la emoción que su mensaje provocó perdura intensa.

Este es mi mensaje personal… Gracias a todos ustedes los que son y aquí están, por qué pueden, ahora es mi certeza.

¿Te gustó este artículo? Compártelo.