METADATOS

DDLA tiene mil ojos, nada se le escapa y todo lo ve. Me alegra que los idiotas de siempre sigan divirtiéndose y burlándose de nosotros, pues eso significa que aunque se hayan retirado hace años de este lugar, nunca se fueron realmente y siguen orbitando las inmediaciones de esta galaxia, pues continúan atrapados como los argonautas, en un eterno sopor producto del elixir que algún día consumieron a bordo de este caleuche. Antiguos lectores, seguidores y colaboradores que se fueron maldiciendo, quedaron ligados al potente centro de gravedad de DDLA, alimentando continuamente con sus ataques, burlas y comentarios, el universo y motor que impulsa al Perla Negra para que nunca se detenga. 

Gracias a todo aquellos que hablan murmurando en la oscuridad de sus cuevas como repulsivos roedores, pues las energías que interactúan entre ustedes y nosotros, nos son favorables para que DDLA siga creciendo y dan pie para escribir un nuevo artículo sobre cómo estas energía pueden utilizarse a nuestro favor con solo saber «observar» desde fuera de la caja, los metadatos que estas contienen.

«…El sistema solar está finalmente reubicado en un nuevo sector del mismo brazo galáctico donde se encontraba, pero ahora un poco más cerca del núcleo central. El movimiento del sistema se efectuó junto con Alcyon, incluidos todos los sistemas que ésta rige, el desplazamiento fue de aproximadamente 8 Parsec, 26 años luz.  Se movió un sector luz por cada 1000 años, un ciclo de una octava cósmica completa de 26.000 años, más precisamente 25.920 años tomando el calendario espacial de Enki. No es mucho comparado con el tamaño de nuestra galaxia, que es de aproximadamente 100.000 años luz de diámetro, pero es algo más cerca del Citelio galáctico de lo que se encontraba el sistema anteriormente. Les compartiré una correspondencia astronómica para que tengan una idea de la distancia que se desplazó el sistema: 1 Parsec = 30.875 billones de kilómetros = 206.264,8 UA (unidades astronómicas) = 3,2633 años luz…» 01.01. 2016 – 20:16Hs IMS 
«…Astrónomos japoneses han creado un nuevo mapa de la galaxia Vía Láctea que revela que la posición del sistema solar, donde esta el planeta Tierra, no es la que pensábamos. No solo está más cerca del centro galáctico y del agujero negro supermasivo que hay en él, Sagitario A, sino que además está orbitando a un ritmo más rápido…» 28.11.2020 – 09:05Hs 20M

“Debo aclarar o recordar, según sea el caso, que en DDLA nada ocurre al azar, cada coma de los artículos expuestos tiene su intención y propósito. En mi universo, el de Morféo, no existe la causalidad, pues no funciona por causa y efecto sino por consciencia y energía…” UDCH

Se preguntarán que tienen que ver estos párrafos con el artículo en cuestión, pues mucho, ya que ni una coma está puesta al azar, porque el futuro existe y ya pasó y todo está previsto en los metadatos para el que sepa leer los silencios y energías de DDLA o de cualquier otro sujeto u objeto, que aunque de forma inconsciente, sus energías también contienen y portan dichos metadatos.

“…Hay un conocimiento del conocimiento, más allá de la información del conocimiento, donde lo incomprensible toma sentido y los desacuerdos de antaño desaparecen, porque se logró ver lo que ocultaban las palabras y las frases del maestro, se decodificó la trama del conocimiento que escondían y se pudo liberar de uno de los escollos más grandes del aprendizaje, la soberbia del alumno creído maestro. Interpretar el conocimiento desde la sabiduría del que lo imparte, es descubrir su espíritu e interpretar su Ser…” FRAGMENTOS

Ese «conocimiento del conocimiento, más allá de la información del conocimiento«, son los metadatos de las energías que lo forman. Un ejemplo burdo pero real, que quizás muchos piensen que es demasiado rebuscado, es la fecha y hora de publicación de los artículos de DDLA, donde su energía esconde metadatos de octavas venideras de futuros acontecimientos entre otras cosas más, pues los metadatos son superlativos al sujeto/objeto. En el ejemplo que expuse, la sumatoria de los dígitos de la fecha 01/01/2016, [0+1+0+1+2+0+1+6] da 11 y la sumatoria total con hora incluida [0+1+0+1+2+0+1+6+2+0+1+6] da 20, o sea 11/20, el mes y el año donde se corroboró lo expuesto en el artículo IMS. Podríamos hilar más fino y llegaríamos a la fecha 27.11.2020 – 9:00Hs, casi a la impecabilidad de la fecha 28.11.2020 – 09:05Hs de publicación de la noticia en 20Msolo con una diferencia de 24 horas y 5 minutos producto del margen superlativo de los metadatos. 

Los metadatos, literalmente «sobre datos», son datos que describen otros datos. En general, un grupo de metadatos se refiere a un grupo de datos que describen el contenido informativo de un objeto al que se denomina recurso. El concepto de metadatos es análogo al uso de índices para localizar objetos en vez de datos.» Wiki


Ahora veamos cómo funcionan y que son realmente esos metadatos energéticos. En el ejemplo anterior pareciera que fueran una predicción de acontecimientos futuros, pues eso es solo una ilusión producto del desconocimiento del funcionamiento de las energías. Toda energía está conectada con sujetos y objetos pasados, presentes y futuros mediante las energías etéricas y sus leyes, en este caso, por la segunda norma de la empatía y sus leyes.

«Toda energía etérica tiende a ser empática con sujetos y objetos indistintamente de su estado de consciencia y de la intención y propósito de los mismos» 

1ª) Toda energía etérica lee y comunica energías e información entre sujetos, objetos y espacios matriciales.

2ª) Toda energía etérica no distingue intenciones, propósitos o arquetipos del inconsciente colectivo.

3ª) Toda energía etérica solo distingue paradigmas del consciente colectivo, siendo estos, los formadores de arquetipos del inconsciente colectivo.

Y esto nos lleva a la tercera norma de las E(e), que es la responsable de la “magia” de los metadatos energéticos y de otras cosas que hablaremos y desarrollaremos en su momento. Creo que ya se habrán percatado que las energías etéricas “tienden a«, ese margen de incertidumbre entre ser y no ser algo, es producto de su propia entropía. Finalicemos este artículo exponiendo la tercera norma de las energías etéricas que desarrollaremos en profundidad en artículos venideros. 

Simpatía:
“Toda energía etérica tiende a ser simpática con sujetos y objetos, sean estos o no, conscientes o inconscientes de su simpatía” 

Sektorl

COLABORAR CON DDLA

¿Te gustó este artículo? Compártelo.