LA RESURRECCIÓN DE ABEL

“…Abel fue descontinuado por el propio Yahvé porque su “genética” era débil. Abel significa efímero, fugaz, vano…Todavía nos queda ver la descendencia de Abel y la resurrección de José, pero visto lo extenso de este artículo, lo dejaremos para otro momento…” EPDH

Juan 11:25-26
25 Jesús dijo: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.
26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente…

Antes de continuar les pido a todos aquellos que quieran hacer lo que quieren y no lo que deben, se bajen del Perla Negra, pues este no es su lugar. En esta logia se hace lo que se debe hacer por un propósito mayor, aunque esto conlleve sacrifican no solo miserias, sino tambien virtudes, como hizo el mayor Amasterdamo JJC poniendo su voluntad en las manos de la misma creación y sacrificando su existencia por un propósito mayor. 

Lucas 22:42
42 Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya

Los Dragones no cazan moscas, eso lo hacen los descendientes de Abel, no los de Cain, pues ellos actúan como en carta de un iniciado «…Se la pasan hablando, discutiendo, confrontando, separando, en vez de callar y sólo hacer. Ni siquiera los que tienen un propósito en común se ponen de acuerdo, porque compiten, se envidian, intentan ser los protagonistas de una historia sin sentido, que no existe más allá de su limitada imaginación...» 
“…Cuando Yahvé descontinúa a Abel, no solo descontinua al sujeto, sino que también “borra” de la historia al objeto, eliminando por completo al arquetipo objetivo que representaba tal objeto…” EHDP

Resumiendo lo que conocemos hasta ahora. Sabemos que María Magdalena era de ascendencia Abelina, Jesús era Cainiano y su descendencia, hijos de Jesús y María eran Cainabelinos. Por otro lado, estaban los descendientes de Set que era la gran parte de la población semita de la época, representados en ese momento por el sanedrín judío, y por último tenemos a los romanos, que sin saberlo eran también descendientes de Abel.  No me extenderé en justificar históricamente esto, pues no es mi propósito hacer una clase de revisionismo genealógico o histórico, pero diré que la actual iglesia católica apostólica romana es Abelsemita, es Abelina por Roma y semita por sus orígenes judíos y de ahí partiremos. 

Como ya saben la iglesia católica apostólica romana es Mariana, pues tiene como arquetipo representativo a María sobre su hijo Jesús. María, era genéticamente descendiente de Aarón hermano de Moisés, primer sumo sacerdote de Israel, por consiguiente, de origen semita, Jesús tenía ADN mitocondrial de la tribu de Levi y nuclear de Cain, era un “Sumo Sacerdote” Caineano respaldado genéticamente por Levi, el primer Sumo Sacerdote de Israel y legalmente por David que le daba validez ante el sanedrín. Cuando Jesús supuestamente muere crucificado, su cuerpo es depositado en un sepulcro propiedad de José de Arimatéa, y este era de ascendencia Abelina igual que María Magdalena. El único que sabía a ciencia cierta que Jesús “resucitaría” era José de Arimatéa, pues por eso lo llevó al sepulcro de su propiedad, pues el punto de “recuperación” acordado era justamente el sepulcro. Al cabo de siete horas a partir del momento que cerraron la tumba, Jesús fue recuperado por el mismo ingeniero genético que inseminó a María, conocido como el Arcángel Gabriel, más precisamente el Alláh de los musulmanes.


Cuando dijeron los ángeles ¡Maryam! Allah te anuncia una palabra procedente de Él cuyo nombre será el Ungido, Isa (Jesús) hijo de Maryam (María); tendrá un alto rango en esta vida y en la última; y será de los que tengan proximidad. En la cuna y siendo un Hombre maduro, hablará a la gente y será de los justos. Dijo (María): ¡Señor mío! ¿Cómo voy a tener un hijo si ningún hombre me ha tocado? Dijo: Así será, Allah crea lo que quiere; cuando decide un asunto le basta decir: ¡Sé! Y es.”  (Corán, 3:45-47)

El cuerpo físico de Jesús estaba realmente maltrecho, pero su cuerpo álmico permanecía intacto. Los ingenieros genéticos bajo la dirección y supervision de Al-Lah (la palabra Al-Lāh remite a la misma raíz etimológica que ʾEl, Eloh y ʾElohīm), reconstruyeron su campo mórfico y remplazaron su ADN mitocondrial semita por un ADN mitocondrial Abelino, creando el llamado “Cuerpo Glorioso” de Jesús, que ahora era Cainabelino como su descendencia (hijos), resucitando así no solo la genética de Abel, sino dándole energía Caineana a las futuras generaciones Abelinas de la humanidad. A partir de su resurrección nace el “cristianismo”, siendo este un objeto arquetipo del sujeto representativo JJC, separando así, el objeto subjetivo posterior, el Jesús bíblico que la iglesia católica apostólica romana supeditaría a las imagenes marianas para contrarrestar la energía CainAbelina del cristianismo, e intentar de esta forma equilibrar nuevamente la ecuación Abelsemita de la ICAR con la energía semita de su madre María que tomaría protagonismo tiempo despues como agente de las sombras. 


Ahora pueden ver como se cierra el círculo de lo relatado en su momento y como todo es consciencia y energía. Aunque esta historia no concluye aquí, este relato sí lo hace. Seguiremos en otra oportunidad, pues hay mucho más para contar y dilucidad del cuerpo glorioso de Jesús y su “alto rango en esta vida y en la última…» 

Sektorl

COLABORAR CON DDLA

¿Te gustó este artículo? Compártelo.